Esto es una adicción

Con la emisión de este martes a las 23h de Blackbird, un relato de la vida de dos melancólicos adictos a la heroína y el amor, aprovechamos para introducirte en el oscuro mundo de las adicciones con estos títulos:

Drugstore Cowboy (Gus Van Sant, 1989)

«Una persona normal no sabe como se sentirá al minuto siguiente, un drogadicto si, sólo tiene que leer el envase de las pastillas».

Unos jovencísimos Matt Dilon y James LeGros se sumergen en una historia de asaltos a farmacias, drogas, superstición y desintoxicación. Un completo viaje por los Estados Unidos de principios de los 70, a través de todos los estadios de una adicción.  ¡Al final siempre habrá que pagar un precio!

Leaving Las Vegas (Mike Figgis, 1995)

“A parte del olor a alcohol y de algún babeo ocasional, algunas veces dices cosas muy interesantes».

Los problemas con la bebida de Ben, le llevan a perder su trabajo y a acudir a Las Vegas para seguir ahogando sus penas. Probablemente uno de los mejores papeles de Nicolas Cage, en el que encarna la figura de este perdedor, encontrado en un mundo de perdición, juego, prostitución y alcohol.

Trainspotting (Danny Boyle, 1996)

“A veces pienso que la gente se hace yonqui, sólo porque su subconsciente anhela un poco de silencio».

Nadie ha escapado mejor de los orgasmos heroinómanos como Ewan McGregor en esta película no apta para un público sensible. Repleto de escenas altamente desagradables y desgarradoras, pocos films han sabido retratar tan bien el sufrimiento y satisfacción de un grupo de adictos.

Requiem por un sueño (Darren Aronofsky, 2000)

“Convierte el mañana en algo positivo”.

Continuamos con las experiencias dramáticas en este requiem por las vidas que pudieron llegar a mucho y se quedaron en sueños sin salida. Desde diferentes ópticas, reforzadas por las brillantes actuaciones de Jared LetoJennifer ConnellyEllen Burstyn, se enfoca una misma situación claustrofóbica de los peligros de las drogas en todas sus versiones.

Candy (Neil Armfield, 2006)

 “El mundo es muy ambiguo para un yonqui, sigues aferrado a la llegada del cambio».

Aunque en un primer momento parezca que las drogas afectan exclusivamente a nivel individual, el cine siempre ha procurado mostrar la realidad de lo que este fenómeno puede llegar a arrasar, no sólo física, sino emocionalmente. Dan (Heath Ledger) y Candy (Abbie Cornish) se meten juntos en un círculo de heroína y placer. Dejando sus caminos en manos de la adicción que les domina.

Shame (Steve McQueen, 2011)

«No somos malas personas. Sólo venimos de un mal lugar».

Que no todas las adicciones son a las drogas, se puede ver perfectamente en este drama erótico conducido por un treintañero obsesionado con el sexo. Michael Fassbender dejó hace unos años a todos con la boca abierta ante este personaje con problemas emocionales, encerrado en la pornografía y los encuentros esporádicos con solteras de la gran manzana.

Efectos secundarios (Steven Soderbergh, 2013)

«Las cosas son más complejas que lo que dicen las noticias».

Muchas de las cosas que provocan adicción no tiene por qué estar prohibidas. La sociedad se encuentra atrapada en un mundo de drogas legales. Muchas veces promovidas por las grandes farmacéuticas. ¿Hasta qué punto todo es círculo vicioso? Las cosas no son lo que parecen en este thriller protagonizado por Rooney Mara, Jude Law, Catherine Zeta-Jones, y Channing Tatum.

Nymphomaniac (Lars von Trier, 2013)

«No funciona así, la mayor parte de la gente no grita hasta que le doy».

Charlotte Gainsbourg interpreta a una ninfómana que, entre el volumen I y II, relata toda una vida llena de relaciones turbias. Un conflicto entre el querer ser y el ser, con el sello del siempre conflictivo Von Trier.

En cartelera:

Dallas Buyers Club

– La FDA no ha aprobado esas drogas.
– Al diablo la FDA. Yo voy para la T-U-M-B-A.

La última instancia de los efectos de las drogas y sus descuidos, mezclados con el poder de la dependencia y los fármacos con posibilidades inciertas de curación, llevaron a Matthew McConaughey a alzarse con un merecido Óscar. Si esta semana tienes pensado acudir al cine, ¡esta película es una de las mejores que puedes visionar!