Las mejores madres del cine independiente

El pasado mes de marzo, compartíamos en Sundance los que, a nuestro parecer, eran los mejores padres del cine contemporáneo independiente. Como no podía ser de otra manera y con motivo del día de la madre, dedicamos ahora un post a aquellos personajes femeninos que más nos han conmovido en la pantalla en el papel de madres. Aquí está nuestra lista:

1.- FargoJoel Coen, 1996

Marge Gunderson (Frances McDormand) es sin duda una de las madres favoritas del cine. Y es que, ¡vaya madre! Embarazada de su primer hijo, Marge se pone al frente de la investigación de un curioso suceso que ha tenido lugar en la ciudad de Fargo, donde han aparecido tres personas muertas en extrañas condiciones. Detrás de ese aspecto vulnerable y encantador, se esconde una mujer valiente, humilde y luchadora. Digna de presidir la lista.

2.- Los chicos están bien (The kids are all right)Lisa Cholodenko, 2010

El brillante guión de Lisa Cholodenko y Stuart Blumberg nos trae la historia de un matrimonio de lesbianas (Annette Bening y Julianne Moore) que han decidido tener a sus dos hijos a través de inseminación artificial procedente del mismo donante. Cada una de ellas ha dado a luz a uno de los jóvenes y, los chicos, se empezarán a preguntar quién es su padre biológico (Mark Ruffalo). Una historia divertida, entrañable y cotidiana que nos define lo que es la familia y el amor.

3.- Réquiem por un sueño (Requiem for a dream)Darren Aronofsky, 2000

No todo va a ser de color de rosa en nuestra lista. Hay papeles de madres en el cine que no siempre dejan con buen sabor de boca y que nos muestran el lado más duro de la vida. Es el caso del personaje impecablemente interpretado por Ellen Burstyn. Sara (Burstyn) es una mujer viuda cuyo hijo sufre una fuerte adicción a la heroína que apenas la visita. Sola, pasa la mayoría de su tiempo inmersa en la televisión y esto le lleva a caer en una espiral de obsesión que destruirá su vida por completo.

4.- Bailar en la oscuridad (Dancer in the dark)Lars von Trier, 2000

La artista islandesa Björk protagoniza esta película dirigida por uno de los padres del Dogma 95. Ambientada en Estados Unidos en los años 60, Selma (Björk), es una inmigrante y madre soltera que se gana la vida a duras penas. La música es su principal aliada a la hora de salir adelante cuando, entonces, le es diagnosticada una enfermedad que le produce ceguera. Dándose cuenta de que su hijo sufrirá el mismo destino, Selma hará todo lo posible para evitar que esto llegue a ocurrir.

5.- PreciousLee Daniels, 2009

Dura e inspiradora al mismo tiempo, Precious narra la vida de la joven Clarieece, una adolescente de 16 años, obesa y analfabeta, que espera su segundo hijo, fruto de los abusos de su propio padre, desaparecido. Residente en el barrio de Harlem, Clarieece «Precious» vive con su madre, una cruel mujer que le amarga la existencia. El personaje interpretado por Gabourey Sidibe empieza a acudir a un instituto de enseñanza especial donde, gracias a la profesora Rain (Paula Patton), se empieza a plantear que su vida puede ser diferente.

6.- BoyhoodRichard Linklater, 2014

Su interpretación como madre de familia en Boyhood bien le valió el Oscar a mejor actriz secundaria a Patricia Arquette. Rodada durante 12 años, Boyhood nos muestra prácticamente a tiempo real lo duro que es desempeñar a la perfección la figura materna en el seno de una familia y más cuando se trata de sacar a los hijos adelante siendo madre soltera. Además, Arquette es en la vida también madre soltera y demuestra en la pantalla su buen hacer desnundando su alma ante nuestros ojos.

7-. Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine)Jonathan Dayton, Valerie Faris, 2006

Cerramos nuestra lista dedicada a las madres con la involvidable tragicomedia Pequeña Miss Sunshine. Sheryl Hoover (Toni Collette) es una madre de familia agotada de tirar de todos los miembros. Aún así, Sheryl desprende amor absoluto por todos ellos y lucha por conseguir lo mejor para su hija de siete años, Olive (Abigail Breslin) cuando ésta es seleccionada para participar en un concurso de belleza en California. La familia al completo emprende un viaje en el que la aceptación y el amor por las cosas sencillas de la vida se convierten en la principal lección.