Repasamos las dos primeras temporadas de Rectify

El próximo domingo 4 de octubre a las 23:00 Sundance Channel España estrena la tercera temporada de Rectify. Para abrir boca, disfruta los días 3 y 4 a partir de las 14:30 del maratón de las dos primeras temporadas, respectivamente.

Repasamos la temporada 1 y 2. ¡Cuidado, si aún no has visto Rectify, avisamos que a continuación hay SPOILERS!

Rectify es un inquietante drama acerca de un hombre que ha sido puesto en libertad tras pasar 19 años en el corredor de la muerte y sobre la lucha de su familia por aceptar el regreso de un hijo al que ya habían dado por perdido.

Cuando era adolescente, Daniel Holden fue condenado a muerte por el asesinato de la joven Hanna Dean. Hacía tiempo que había aceptado su destino cuando – después de años de apelaciones fallidas – su hermana Amantha y el abogado Jon Stern utilizaron las pruebas de ADN para anular su condena.

Después de casi dos décadas de aislamiento absoluto, Daniel se dispone, muy lentamente, a abrazar de nuevo la libertad, tan extraña y desconocida para él. Placeres tan simples como ver un DVD con su hermanastro Jared o escuchar una vieja cinta de Hanna son casi más de lo que podría soportar en un primer momento. Pero día a día, intenta recoger los pedazos de su vida, reencontrándose con su familia y con viejos conocidos: su madre Janet, su padrastro Ted Talbot, su cuñada Tawney (por la que siente una tierna atracción), para disgusto de su celoso marido, Teddy Talbot Jr.

Sin embargo, las preocupaciones legales de Daniel no han terminado. El Senador del Estado Roland Foulkes cree que han dejado escapar al hombre culpable del crimen y, por su parte, el sheriff Carl Daggett tampoco ha perdido el tiempo en reabrir el caso de Daniel en su contra, a la espera de un nuevo juicio. Mientras tanto, George Melton – que veinte años atrás testificó en contra de Daniel – se encuentra con otro testigo, Trey Willis, en un acantilado sobre el río Flint. Intenta hablar con Trey acerca de lo que realmente sucedió aquella fatídica noche, sin éxito. Después, un George absolutamente desesperado se dispara a sí mismo.

Tawney, quien es cristiana devota, se siente en la obligación de ofrecer su amistad a Daniel. Pero cuando éste se compromete a bautizarse, Teddy lo ve como una estrategia para pasar más tiempo con su esposa y advierte a su hermanastro mantenerse distanciado de su mujer. Daniel acepta las amenazas de Teddy, pues es consciente de que sus sentimientos por Tawney no son totalmente castos.

Desafortunadamente, Teddy no se queda tranquilo y continua burlándose y haciendo daño a Daniel respecto a las agresiones sexuales que sufrió en la cárcel, algo que, por supuesto, éste no piensa tolerar, atacándole hasta dejarle inconsciente. Cuando Teddy despierta, descubre sus pantalones bajados hasta los tobillos y restos de café en su trasero.

Por su parte, y preocupado por la desaparición de George, Trey vuelve al risco y descubre el cadáver de su amigo. Trey lleva el cuerpo sin vida de George Melton hasta el río y lo empuja hacia la corriente.

Después del bombardeo del buzón de la familia Talbot, se hace evidente que Daniel tiene que salir de Paulie. Amantha y Jon planean mudarse a Atlanta, al tiempo que Daniel visita la tumba de Hanna Dean mientras escucha su vieja cinta. Daniel se da cuenta demasiado tarde de que hasta allí le han seguido el hermano de Hanna, Bobby Dean, y sus amigos, quienes le asaltan brutalmente, dejándole cerca de la muerte.

Varias semanas después, cuando Daniel es dado de alta en el hospital, se recupera de varias costillas y huesos fracturados, pero sin ningún tipo de problemas cognitivos graves. Sin embargo, se niega a identificar como su agresor a Bobby Dean, describiendo a su atacante como alguien que nada se parece a Bobby.

Daniel y su familia comienzan la ardua labor de curación de las secuelas de su liberación. Pero el pasado sigue tirando a Daniel de espaldas. En busca de George, visita a Trey enredándole éste en una red de mentiras. Los dos hombres acaban en la caravana de George, supuestamente, esperándole. Después de provocar a Daniel en una pelea, Trey le abandona en el remolque. Atascado en Florida, Daniel se ve obliado a llamar a la única persona de su confianza para que vaya a buscarle: Tawney.

Teddy sigue profundamente traumatizado por el incidente del café, pero es incapaz de contárselo a Tawney, por lo que termina confiando el suceso al Sheriff Daggett, que inmediatamente ve un patrón de violencia en las acciones de Daniel. Él y el senador Foulkes sugieren a Teddy que presente cargos, pero Teddy no está dispuesto a reconocer públicamente lo que ocurrió.

La fiscal Sonda Person ofrece un trato a Daniel: si se declara culpable por el asesinato de Hanna Dean será sentenciado a tiempo cumplido y desterrado del estado de Georgia. Amantha y Jon instan a Daniel a rechazar el acuerdo, pero Daniel no puede dejar de pensar en todo el daño que ha conllevado su puesta en libertad a la gente que le rodea. Daniel confiesa el asesinato de Hanna, aunque la presión del Senador Foulkes hace que las respuestas confusas de Daniel vuelvan, desdibujando de nuevo lo que Daniel recuerda realmente de la noche del crimen.