Las esenciales de la comedia italiana

Este mes de abril, en SundanceTV, el cine italiano popular es protagonista con el ciclo «Tutti al cinema!». Un gran encabezado para esta retrospectiva que ofrece una serie de películas que dejan un buen ánimo en el espectador, algo que nunca está de más, viendo los tiempos que vivimos. Y aunque el ciclo se centra en ficción contemporánea, hemos querido viajar en el tiempo para hallar las raíces de la comedia italiana, un género con menos prestigio que los dramas neorrealistas que fundamentaron la industria transalpina a partir de los 50, pero que a su vez gozó de un gran éxito, exportándose a otras industrias con el mismo efecto, esencialmente en España, donde el cine italiano siempre ha sido bien recibido.

A continuación, seleccionamos algunos de los títulos más hilarantes de la comedia italiana. Ideales para una noche de domingo.

KURT RUSSELL LA COSA

El estafador (1960)

Podemos considerar a Dino Risi como el padre de la gran comedia italiana. Estudió medicina y psicología en su juventud, algo que impregnó un carácter humanista a muchos de sus filmes. El estafador es uno de los que mayor impacto entre el público provocó. Vittorio Gassman, Peppino De Filippo y Anna-Maria Ferrero son los protagonistas de esta coproducción entre Italia y Francia que narra la desventura de un actor que no es valorado como tal por los que le rodean.

Divorcio a la italiana (1961)

Pietro Germi es el director de uno de los hitos italianos. Al igual que en Francia, el cine local italiano tradicionalmente ha funcionado mejor que la producción extranjera. Un sentimiento de pertenencia y protección que hace que las industrias crezcan, y avancen pese a las problemáticas que surjan. Este filme, protagonizado por Marcello Mastroianni, Daniela Rocca y Stefania Sandrelli, nominado a tres Oscars, cuenta los avatares de un triángulo amoroso encabezado por un barón que se enamora de una mujer muy joven y quiere deshacer como sea su actual matrimonio. Un trabajo desternillante y, a la vez, muy elegante, como todo lo que tenga a Mastroianni como agente principal.

La escapada (1962)

Volvemos a Dino Risi y Vittorio Gassman, a los que se le une Jean-Louis Trintignant en esta comedia de líos que sigue las peripecias de Bruno Cortona, un juerguista que invita a su amigo Roberto a pasar unos días con él lejos de la capital. Durante el viaje, este último cae rendido a la forma de vida de su compañero, al que pretende emular. Uno de los clásicos de la «comedia a la italiana» que alegraron el panorama cultural en los 60 en Europa y Estados Unidos.

Amarcord (1973)

No queríamos dejar de citar a uno de los autores más grandes de la historia del cine: Federico Fellini, que presentó una interesante aportación a este subgénero con una de sus obras clave. Lo hace volviendo cuarenta años atrás para situarnos en un pueblo del norte de Italia encapsulado por el fascismo imperante. Bruno Zanin, Pupella Maggio y Armando Brescia son los protagonistas de esta película firmada por un genio. Un retrato cómico pero también lleno de verdades dolorosas y tristemente vigentes.

El antepenúltimo mohicano

@eamcinema | Park City, Utah.

Más en el blog: Las grandes películas del cine israelí

CINE ISRAELÍ